El mundo sacude modorras

El mundo sacude modorras y rompe estructuras caducas…Déjeme
le comento que hace unos días me enviaron un mensaje que me
llamó la atención. El escrito se titula: “Ha muerto la prisa” y el
texto dice: Hoy no hay prisa para acostarse, no hay prisa para
levantarse, no hay prisa para bañarse, no hay prisa para el café, no
hay prisa para el desayuno, no hay prisa para llevar los niños a la
escuela, no hay prisa para cocinar, no hay prisa para comer. Hoy ha
muerto la prisa y ha renacido el tiempo…Ignacio Garza Stone, un
excompañero de la legendaria Secundaria Federal Insurgentes de
mi querido Guasave, Sinaloa, subió también un interesante
mensaje, del cual le comparto lo siguiente: Nos dormimos en un
mundo y despertamos en otro. De repente Disney no tiene magia.
París ya no es romántico. Nueva York ya no es imponente. Las
Vegas durmió. La Muralla China ya no es una fortaleza. Las iglesias
de todas las religiones están vacías. Los abrazos y los besos de
repente se convierten en armas y no visitar a padres y amigos se
convierte en un acto de amor. El mundo continúa su vida y es
hermoso; y solo pone a los humanos en jaulas…Durante este
confinamiento, llegan un sin número de mensajes de distintita
índole como por ejemplo éste: El hombre está pasando por los días
más complicados en toda su historia. Primero, el gobierno no
quiere que trabaje. Segundo; Su esposa no lo quiere en la casa y
tercero; la policía no lo quiere en la calle…Mi hermana María
Helena, le pide a la familia que elijamos la paz mental, que
generemos amor y confianza en que esto pasará y vamos a estar
bien… Jovita, una compañera de la cuarta generación del Centro

Norma Regional de Cd. Guzmán Jalisco, nos dijo: Nuevos días;
nuevas expresiones y nos manifiesta que la Real Academia de la
Lengua Española ha decidido actualizar los refranes populares y nos
envió algunos, que con gusto les comparto: Más vale mascarilla en
mano que toserle a un humano… No hay cuarentena que dure cien
años…Aunque no vivas en un convento quédate dentro…Todos los
caminos llevan al refrigerador…Mi entrañable amigo José
Guadalupe Montaño Villalobos, orgullo de Sonora, me invita a leer
y hoy me envió un mini cuento que se llama el temor de la cólera y
ahí les va: En unas de sus guerras, Alí derribó a un hombre y se
arrodilló sobre su pecho para decapitarlo. El hombre le escupió en
la cara. Alí se incorporó y lo dejó. Cuando le preguntaron por qué
había hecho eso, respondió: Me escupió en la cara y temí matarlo
estando yo enojado. Solo quiero matar a mis enemigos estando
puro ante Dios. Y me recuerda una cita de Sahakespeare: “Para
conseguir lo que quieras te valdrá más la sonrisa que la espada.”
…Pero, Hablando Claro, esta historia continuará. No cabe duda que
nuevos vientos soplan por los cuatro puntos cardinales. Si la prisa
ha muerto, construyamos, pues, este día con todo dinamismo,
sacudiendo modorras y rompiendo estructuras caducas…La frase:
“No eres necesario. El aire, la tierra, el agua y el cielo, están bien
sin ti; cuando regreses, recuerda que eres mi invitado; no mi
amo;” la pronunció el mundo. Soy Mario Castro; miembro activo
del SNRP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *