Milo Ibarra vs Gerardo Vargas

Ciudad de México. – La disputa por la candidatura a la Presidencia Municipal de un Municipio en Sinaloa, ha llegado a convertirse en una pelea de fuerzas al estilo David y Goliat. Se trata del Municipio de Ahome.

Por un lado Milo Ibarra, el perfil de un joven empresario de 36 años con una carrera política limpia y en ascenso; Lópezobradorista desde el 2012 con la fundación del Movimiento Regeneración Nacional y cofundador de movimiento estudiantil #YoSoy132 en esa demarcación; gestor social y activista pro-ecologista quien ha demostrado contar con las relaciones políticas suficientes para beneficiar al Municipio de Ahome con diversas gestiones ante el Senado, la Cámara de Diputados y ante dependencias federales.

Por el otro lado, Gerardo Vargas Landeros, un «monstruo» de la política Sinaloense, emanado del PRI pues su origen es priísta. Posteriormente fue panista, después dirigente de Redes Sociales Progresistas y por último llegó declarándose Morenista hace solamente unos meses. Bajo las siglas de Morena, buscó robar al Senador Rubén Rocha Moya la posibilidad de ser Candidato a Gobernador, para después buscar ser candidato a Presidente Municipal por Culiacán. Ahora, viendo que las preferencias no le favorecieron y haciendo uso de todos sus millones y acabadas relaciones, busca conseguir la candidatura en Ahome ya sea para él o para su grupo político.

El contraste es diametral entre los perfiles de Milo Ibarra y Gerardo Vargas, mientras uno refleja futuro y el sueño de un consolidar la 4T en el Municipio para convertirlo en un lugar mejor, el otro vislumbra «Deja Vu’s» de lo que fue su paso por Gobierno del Estado como secretario general.

A horas, sino a minutos, de que Morena revele oficialmente las definiciones en las candidaturas a presidencias municipales, diputaciones locales y federales, ya ha habido claros posicionamientos de las mayorías de los Morenistas de Ahome que advierten con inconformarse si Vargas Landeros llegara a hacerse con la candidatura y el poder, pues recuerdan que en el 2016 y 2018, él trabajó desde el PRI en contra de Morena y ahora busca que este partido le apoye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *