El Senado despenaliza uso lúdico de mariguana

Los legisladores avalan crear un instituto que regule y controle el cannabis; los mexicanos podrán tener hasta 8 plantas por vivienda

El Senado aprobó la nueva Ley Federal para la Regulación del Cannabis, que legaliza el cultivo, la producción, el consumo, la distribución, la industrialización y la venta de mariguana bajo control de las autoridades.

Con la oposición del Partido Acción Nacional (PAN), los legisladores avalaron con 82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones crear el Instituto Mexicano para la Regulación y Control de Cannabis, además de reformas a la Ley General de Salud y al Código Penal que prohibían el consumo lúdico.

“Representa un gran momento histórico para hacerle justicia a los pueblos que perdieron a tantos seres humanos en la mal llamada guerra contra las drogas”, manifestó en el pleno Imelda Castro, senadora de Morena, partido que impulsó la iniciativa.

Aunque falta la aprobación de la Cámara de Diputados, la nueva legislación colocaría a México como el tercer país, después de Uruguay y Canadá, que regula el cannabis recreativo a nivel federal. El Congreso ya había aprobado la mariguana medicinal en 2017, aunque el reglamento sanitario sigue pendiente.

En esta ocasión, los legisladores cumplieron con un mandato de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que el año pasado declaró inconstitucional la prohibición absoluta de la mariguana lúdica.

Con las reformas, la ley permitirá a los mexicanos poseer hasta ocho plantas por domicilio, autorizará alimentos y derivados con cannabis no psicoactivo, otorgará licencias para siembra, cultivo y cosecha, y garantizará el consumo privado de la hierba, aunque sin menores de edad presentes.

La legislación aún contempla sanciones penales para la posesión de más de 200 gramos de cannabis y multas por portar entre 28 y 200 gramos.

Tras varios dictámenes, discusiones y reclamos de activistas, los legisladores consiguieron eliminar la obligación para los fumadores de la hierba de fijar barreras físicas en sus domicilios.

Pese al consenso y el mandato de la Suprema Corte, los senadores panistas acusaron al Gobierno de “abrir la puerta de las drogas” a menores de edad.

CONGRESO

Qué sigue

  • Tras la aprobación en el Senado de la Ley General para la Regulación del Cannabis, con 82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones, el proyecto será analizado y discutido por la Cámara de Diputados a más tardar el próximo 15 de diciembre.
  • Si el dictamen es aprobado por los legisladores de San Lázaro, deberán pasar seis meses para que entre en vigor.
Senadores celebran la aprobación de la iniciativa que despenaliza el uso recreativo de la hierba. EFE/J. Pazos

CLAVES

Lo avalado en el dictamen

Edad. Las personas mayores de 18 años tendrán permitido consumir cannabis psicoactivo.

Peso. Se amplía de cinco a 28 gramos la posesión para autoconsumo. Es decir, despenalizada y que no amerita sanción; de entre 28 y 200 gramos, se convierte en posesión simple y amerita sanciones administrativas o multas; de 201 gramos a 28 kilos, se le considera posesión para narcomenudeo y de 28 kilos en adelante, se considerará narcotráfico.

Piezas. También se amplía la cantidad de plantas de cannabis que las personas pueden tener en su casa, para consumo personal: seis para personas que vivan solas y hasta ocho si viven más de dos consumidores en una misma casa.

Humo. Se elimina la exigencia a los consumidores de tener barreras físicas en las casas que eviten que otras personas no consumidoras aspiren el humo.

Historial. Liberación de personas procesadas o sentenciadas por posesión simple. Además, en un plazo de seis meses a partir de la entrada en vigor del decreto, deberán eliminárseles sus antecedentes penales.

Prevención. Se contempla que, al entrar en vigor, en un plazo no mayor de seis meses se deberá desarrollar un programa nacional para la prevención y tratamiento de adicciones con énfasis en el no consumo de cannabis psicoactivo y no psicoactivo enfocado a niños y adolescentes.

Privado. Se prohíbe el consumo de mariguana en establecimientos comerciales con acceso público, en escuelas públicas y privadas e instalaciones gubernamentales, así como en todos los lugares donde también se prohíba el consumo de tabaco. También se establece que habrá sanciones a quienes consuman en lugares abiertos a donde puedan acceder niños y adolescentes.

El límite de portación de mariguana se propone en 28 gramos. SUN

Sancionar posesión, lo “peor” de ley para regular cannabis

A pesar de la aprobación en el Senado del dictamen para expedir la Ley Federal para la Regulación del Cannabis que legaliza el cultivo, la producción, el consumo, la distribución y venta de mariguana, no debió sancionarse la posesión de la hierba, expuso Zara Snapp, integrante de Instituto RIA, organización enfocada en la promoción de políticas públicas dentro de la justicia social.

La portación se limita, hasta ahora, a cinco gramos por persona y con el dictamen aprobado por los senadores aumenta a 28 gramos.

Pero si el portador lleva más de 28 y hasta 200 gramos sería objeto de multas de cinco mil a 11 mil pesos.

“No debería ser un delito poseer una cantidad de sustancia, sino que el Estado debería comprobar que hay alguna otra intención de cometer otro delito, pero la posesión simple no es suficiente. Para nosotros eso es lo peor que tiene la ley”.

Explicó que la aplicación de multas ni siquiera llegará a las arcas del Estado, sino que se convertirán en oportunidades de delitos que serán aprovechadas en contra de las personas. “Si las policías saben que hay una multa por 10 mil pesos por consumir en la vía pública, entonces te van a pedir ocho mil pesos y esa es una forma de contribuir a la corrupción y extorsión que sufrimos como sociedad de forma diaria. Para nosotros es crucial eliminar esas oportunidades para la extorsión”.

Otros aspectos que pueden constituirse violatorios de los derechos humanos y que Snapp consideró que pueden motivar amparos es el condicionar el número de plantas que puede poseer una persona para el autocultivo dentro de su vivienda (se modificó la ley para permitir seis para una persona y hasta ocho ejemplares por casa habitación).

“Eso es porque la mayoría de los legisladores establecen leyes desde un lugar de miedo, de prejuicio y desconocimiento de la planta, de sus efectos, de no entender qué significa regular. Ellos piensan que tener una planta en tu casa significa ponerlo en riesgo”.

No obstante, hay aspectos positivos que destacó en la ley: que haya licencias exclusivas para el campo, pues 40% de las licencias de cultivo irán para esos grupos.

Otro punto es que dichas comunidades tienen la capacidad de aprovechar todo el mercado, desde el cultivo, producción, traslado y comercializar, así como exportar e importar.

Finalmente, que se crea un instituto exclusivo para la regulación de la mariguana. Información de Informador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *