Tomás Zerón se ampara para no ser detenido por caso Ayotzinapa

Zerón de Lucio, como titular de la Agencia Criminal de la extinta PGR, estuvo al cargo de la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Se le ha señalado de haber violado el debido proceso al alterar evidencia del caso.

El exdirector de la Agencia Criminal de la desaparecida PGR -ahora llamada Fiscalía General de la República- promovió el martes un amparo contra cualquier orden de aprehensión en su contra por el caso Ayotzinapa.

Mediante el juicio 389/2020, el exfuncionario federal señaló como autoridad responsable de emitir dicha orden de captura al titular del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Guerrero, con residencia en Chilpancingo, entre otras autoridades.

Hasta ahora el juez Samuel Sánchez Sánchez no ha admitido a trámite el citado juicio de amparo pues solicitó al menos cinco medidas a cumplir dado que el recurso se promovió en línea por uno de los abogados de Tomás Zerón.

Entre ellos pidió se valide en línea el certificado digital de firma electrónica relativo al poder notarial otorgado por Zerón al abogado que promovió el juicio o valide el poder notarial que se presentó.

Asimismo, Zerón de Lucio debe aclarar, bajo protesta de decir verdad, el domicilio que tiene para recibir notificaciones.

En el escrito de demanda indica que reside en Metepec, Estado de México, pero la copia de la credencial para votar que se anexó al poder notarial de su abogado señala que su domicilio está en Cuajimalpa, Ciudad de México.

El juez advirtió que, en caso de no cumplir con cualquiera de los requisitos planteados, se tendrá por no presentada la demanda de amparo.

Zerón de Lucio, como titular de la Agencia Criminal, estuvo al cargo de la investigación de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

En los informes de GIEI se le señaló como responsable de haber violado el debido proceso, al alterar evidencia del caso y haber sembrado bolsas de plástico con osamentas en el Río San Juan, ubicado en Cocula, Guerrero, para sustentar la llamada ‘Verdad histórica’.

El 28 de octubre de 2014, llevó a cabo una diligencia en el Río San Juan, a donde fue llevado Agustín García Reyes, El Chereje, un sicario del grupo Guerrero Unidos y uno de los entonces detenidos por el caso.

Tras la diligencia se localizaron las citadas bolsas con restos óseos, entre los que se encontraban los de Alexnader Mora Venancio, hasta ahora uno de los dos estudiantes de los cuales se han hallado parte de sus restos. El otro estudiante identificado es Jhosivani Guerrero de la Cruz, según estudios de genética realizados por la Universidad de Innsbruck, Austria.

A partir de ahí, los padres de los normalistas de Ayotzinapa no han cesado en su demanda de que se castigue penalmente al exfuncionario. Información de El Financiero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *