Confirma Hacienda el proyecto de la planta de GPO en el plan de infraestructura financiado con capital privado

Industriales de Los Mochis respaldan construcción de planta de fertilizantes.

Directivos de Canacintra se reúnen con el Director General de GPO, Arturo Moya Hurtado.

 

Alentados porque el proyecto de la planta de fertilizantes de Gas y Petroquímica de Occidente aparece de nuevo en el plan de infraestructura proyectado por el gobierno federal a través de la Secretaría de Hacienda y financiados por capital privado, directivos de la empresa se reunieron con el presidente e integrantes de la mesa directiva de Canacintra Los Mochis.

Ante ex presidentes del organismo camaral, Arturo Moya Hurtado, Director General de GPO y el Director de Desarrollo del Proyecto, Víctor Vaca Cuellar, dieron a conocer la situación actual que guarda el proyecto de la planta de fertilizantes, así como la etapa de aprobación del mismo por parte del gobierno alemán, lo que le da certeza financiera y garantía de que se contará con los recursos necesarios para la construcción.

El pasado 27 de agosto, por conducto de la Secretaría de Hacienda se emitió un documento donde aparecen los proyectos de inversión respaldados con capital privado para su construcción, entre los que se considera la planta de amoniaco en Topolobampo con una inversión de 20 mil millones de pesos en el sector de la Transformación Industrial de

Hidrocarburos que, de acuerdo al status definido en el documento, está en tiempo.

En el encuentro, los industriales, por conducto de su presidente, Héctor Emanuel Ibarra Flores, pidieron conocer a detalle la situación actual del plan de inversión, beneficios del proyecto a la región, alcances de la consulta mediante la que se determinará la viabilidad del proyecto y las acciones que deberán llevarse a cabo para garantizar la construcción de la planta.

En general, los asistentes se manifestaron a favor del proyecto, sobre todo después de conocer que éste cumple a cabalidad con las normas nacionales e internacionales para este tipo de industria, la certeza jurídica de la tenencia de la tierra donde se construirá, y además al informarse de primera mano de los sistemas y tecnologías de última generación que la convertirán en la planta más moderna y segura del mundo.

Los industriales quisieron conocer también los beneficios que la inversión de mil 250 millones de dólares dejará a la región, no sólo en cuanto a la generación de empleos, sino el impacto en las actividades comerciales, empresariales y productivas que un proyecto de esta magnitud dejará al norte de Sinaloa.

Moya Hurtado reiteró su llamado a los sectores productivos para que hagan suyo el proyecto y lo defiendan, en virtud de que es el primer paso para la diversificación productiva y la atracción de nuevas inversiones en el futuro, porque la instalación de la planta de fertilizantes dará certidumbre al capital nacional y extranjero para venir a invertir a Sinaloa en proyectos de gran magnitud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *