En tiempos de pandemia, la salud es prioridad.

 

A poco más de siete meses de confinamiento y aún con la presencia de contagios y decesos por Covid-19 en Sinaloa, el pasado 1ro. de octubre, autoridades del Municipio de Ahome, autorizaron la reactivación de bares, antros y salones de eventos, estableciendo protocolos de sanidad y prevención.

Sin embargo, de manera paradójica, autoridades municipales del sector salud, recomendaron a la ciudadanía evitar acudir a estos establecimientos, ya que podrían convertirse en portadores y potencialmente transmisores de la enfermedad Covid-19 y con ello provocar contagios y decesos.

Aunado a ello, la Dirección de Inspección y Normatividad, y la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (COEPRISS), reportó a finales de septiembre, 58 actas administrativas y 22 clausuras de establecimientos con venta y consumo de alcohol por no cumplir con protocolos de sanidad establecidos.

Juzgue usted. Sin duda, la contingencia sanitaria ha ocasionado fuertes afectaciones económicas en nuestro estado y con ello, el cierre temporal o definitivo de cientos de empresas; a la par, los índices de contagios siguen latentes y hasta el momento no se ha podido lograr una verdadera coordinación entre los tres niveles de gobierno. Se observa, que ha causa del relajamiento en las medidas de distanciamiento social, a nivel mundial países como Francia, España y Reino Unido, se encuentran en alerta máxima a causa de rebrotes por Covid-19, presentando un retroceso en la contención alcanzada.

En este sentido, es importante repensar, orientar y sensibilizar a la población de los riesgos que pueden presentar estas acciones y exhortar a nuestros representantes de los tres niveles de gobierno, responder con inmediatez a las necesidades que aclama este sector, priorizando la salud de los sinaloenses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *