Por atención a pacientes con coronavirus, intentan quemar hospital en Nuevo León

En unos días será manejado por la Sedena para atender casos de coronavirus

El Hospital General de Sabinas Hidalgo, Nuevo León, que en unos días será operado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para atender a pacientes contagiados por coronavirus, sufrió durante la madrugada del lunes daños en puertas y diversas áreas, pues aparentemente desconocidos rociaron un líquido flamable y después le prendieron fuego.

La administración, encabezada por el alcalde Daniel Omar González Garza, denunció el hecho en la página oficial del municipio: “El republicano ayuntamiento reprueba enérgicamente los daños ocasionados en las instalaciones del nuevo hospital que se encuentra en construcción para el servicio de la región norte del estado de Nuevo León”.

En el mensaje que el alcalde también publicó en su perfil personal, se asentó que el ayuntamiento ha girado instrucciones a la policía municipal para resguardar dichas instalaciones que se encontraban bajo el cuidado de personal de seguridad privada por parte de la compañía constructora.

Según las autoridades, a las cinco de la mañana trabajadores de la construcción se dieron cuenta de un olor a quemado y observaron que atrás de la obra había basura en llamas y que algunas ventanas y puertas del edificio tenían daños.

Dos horas y media más tarde llegó personal de la constructora y observaron que material de su bodega se había incendiado.

Al ser interrogados sobre este hecho, los trabajadores aseguraron que no habían escuchado ruido que alertara sobre los daños, pero al percatarse de los mismos, dieron aviso.

Asimismo, peritos de la Fiscalía General de Justicia del Estado acudieron al sitio del incidente para tratar de dar con los responsables y ya se inició una carpeta de investigación.

Ciudadanos de Sabinas Hidalgo repudiaron el ataque a las instalaciones, y lo atribuyeron a gente que, en su ignorancia y egoísmo, pretende evitar el funcionamiento de este centro médico.

Se trata de un hospital de segundo nivel que fue planeado para contar con 60 camas en espacios semiprivados, áreas de cuidados intensivos para adultos y neonatales, una unidad de shock trauma, dos quirófanos y 20 consultorios, detallan autoridades. Información de Vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *