GPO  y la Unión Agrícola  Regional de Sinaloa  firman convenio de colaboración a favor de los productores

                                                                    

Acuerdan acciones de cooperación para el uso más eficiente y sustentable de los fertilizantes nitrogenados en la agricultura mexicana.

 

El campo de Sinaloa será el más favorecido con la construcción de la planta de fertilizantes de Gas y Petroquímica de Occidente (GPO), no sólo por la considerable reducción del precio, sino por la garantía de disponibilidad permanente de este insumo y la facilidad en la logística de distribución, afirmó Serapio Vargas Ramírez, presidente de la Unión Agrícola Regional de Sinaloa.

 

Durante la firma de un convenio de colaboración con GPO, junto con el director general de esta empresa, Vargas Ramírez manifestó el total respaldo de los productores de la organización que representa, para que este proyecto se concrete, y anunció que trabajará de manera conjunta con Gas y Petroquímica de Occidente para empujar este proyecto, cuya inversión será de mil 250 millones de dólares, (unos 28 mil millones de pesos a cotización actual) y que genera más de 2 mil empleos en su primera fase. 

 

En conferencia de prensa, Vargas Ramírez dijo que este convenio de colaboración con GPO tiene como propósito capacitar a los productores agrícolas en el uso más eficiente y sustentable de los fertilizantes nitrogenados en la agricultura mexicana, reducir los costos indirectos en la logística de distribución de los fertilizantes y asegurar la disponibilidad y abasto continuo de fertilizantes al sector agrícola sinaloense a precios competitivos.

 

La firma del convenio fue encabezada por el Director General de GPO, Arturo Moya Hurtado, y por Serapio Vargas Ramírez, presidente de la Unión Agrícola Regional de Sinaloa. 

 

Los alcances de este acuerdo permitirán crear un grupo de trabajo que impulse, maneje, supervise y realice el seguimiento a las actividades de cooperación para actuar de manera conjunta ante las autoridades federales, estatales y municipales, con el propósito de informar sobre los beneficios de contar con infraestructura productiva de fertilizantes en Sinaloa, y las necesidades del sector agrícola en México.

 

Con este acuerdo se busca evitar prácticas desleales como la especulación y acaparamiento en el mercado mexicano que permitan contar con la disponibilidad de fertilizantes nitrogenados, aún y cuando todavía no exista infraestructura productiva en Sinaloa. Asimismo, promover actividades de difusión tales como: participación de personal de las partes involucradas en seminarios, simposios, videoconferencias, cursos de capacitación y programas académicos especiales.

 

El Director General de GPO, Arturo Moya destacó la importancia de un proyecto como el de la planta de fertilizantes para la agricultura, no sólo de Sinaloa, sino de todo el noroeste del país, ya que permitirá abastecer la demanda de amoniaco en esta región, e incluso exportar los excedentes hacia Estados Unidos, Centro y Sudamérica. En la planta de fertilizantes de Topolobampo se producirán alrededor de 800 mil toneladas anuales, contra una demanda de 400 mil toneladas en los estados que atenderá de manera directa, como son Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Nayarit, entre otros.

 

Moya Hurtado explicó que después de seis años de trabajos previos, cumplimiento de normas nacionales e internacionales, haber superado todas y cada una de las exigencias del Estado Alemán para darle luz verde a este proyecto, se logró que el gobierno de ese país aceptara convertirse en socio del proyecto, lo que es el mayor logro alcanzado hasta el momento, y que abre la puerta para el financiamiento internacional.

 

“Este es un logro muy importante, porque tener el aval del Estado Alemán es sumamente relevante, ya que significa que nuestro proyecto es totalmente sustentable, no sólo en el aspecto económico, sino también en los asuntos ambientales, sociales y legales”, dijo el directivo de GPO. 

 

Moya Hurtado reconoció que existen al menos dos retos por superar, como lo es la consulta de la que habló el presidente Andrés Manuel López Obrador y los dos amparos que aún están pendientes de resolver, aunque se mostró confiado en que ambos temas serán resueltos favorablemente.

 

De esta manera, se podrá iniciar con los programas de capacitación que serán instrumentados por al Instituto de Capacitación para el Trabajo de Sinaloa (ICATSIN), bajo los requerimientos de Gas y Petroquímica de Occidente, de acuerdo a cada uno de los oficios y áreas de trabajo que deberán ser cubiertas por el personal contratado, que laborará durante la construcción de la planta de fertilizantes por los próximos tres años, y cuyo periodo laboral se extenderá hasta por 10 años, para complementar el complejo petroquímico más moderno y seguro del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *