No apostarle al cambio tecnológico, error de López Obrador: ADECEM

Funcionarios y empresarios afines, obsoletos, se cierran al cambio

Culiacán, Sin.- Entre los desaciertos de la nueva administración federal, están la apuesta a la firma del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, y el desdén al cambio tecnológico, al que no entienden funcionarios ni empresarios afines al gobierno, señaló Julio César Silvas.

El presidente de la Alianza para el Desarrollo y Competitividad de las Empresas (ADECEM), calificó a estos empresarios afines y funcionarios gubernamentales como “obsoletos”, no sólo por no apostarle al cambio tecnológico, sino que por sus críticas y rechazos a este cambio.

Sin embargo, aclaró que hay otros aciertos que debe reconocerse del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El principal acierto, dijo, es la lucha contra la corrupción, la cual inicia con el combate al huachicol y le sigue de frente ahora con el tema de las factureras (empresas dedicadas a la venta de factura apócrifas) y empresas de outsourcing, que a decir de la propia administración, por causa de éstas, en los últimos cinco años se han dejado de recaudar más de 2.7 billones de pesos.

A la exigua recaudación fiscal, agregó, debe sumarse el impacto de las exenciones a empresas, pues ello representó cerca de 800 mil millones de pesos, también en el último lustro.

Julio César Silvas también reconoció como positivo del gobierno de López Obrador, sus prioridades presupuestales para los programas de bienestar, el apoyo a Pemex y los proyectos de Refinería Dos Bocas, Aeropuerto Santa Lucía y el Tren Maya.

De lo positivo, resumió, se rescata el hecho de que se procure el bienestar de los más pobres a través de los programas presidenciales y que a partir del próximo año 63 de estos programas estén sujetos a reglas de operación.

Sin embargo, criticó, el área de oportunidad es la limitaron de recursos hacia actividades productivas con efectos positivos en el crecimiento, el empleo y el bienestar.

La falta de crecimiento económico, precisó, en parte es una falla de la política económica del actual presidente de México, pero también es un fenómeno global, por la supremacía mundial entre China y Rusia, contra Estados Unidos.

Del cuestionamiento que hace a la apuesta del tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, expuso que es la decisión de apostarle al modelo maquilador cuando ya está en decadencia.

Junto con ello, agregó, está el desinterés del Gobierno Federal de promover industrias que coincidan con la cuarta transformación global.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *