Pa´ que la cuña apriete

Pa´ que la cuña apriete debe ser del mismo palo…Andrés Manuel
López Obrador vio la primera luz, un viernes 13 de noviembre de
1953, en un pueblo de la sierra Tabasqueña: Tepetitán; una de las
dos poblaciones más importantes de Macuspana; Tabasco y uno de
los Centros de Desarrollo Regional en los que se desenvuelve la
mayoría de las actividades económicas y sociales del municipio de
Macuspana; aquella región del sureste del país, es, pues, la tierra
que ve nacer, a quien hoy gobierna México… Pero, Hablando Claro,
luego de un trajinar por caminos polvorientos y más que eso,
escabrosos y cuesta arriba. Luego de una larga lucha política difícil e
intensiva, desde la oposición, AMLO, llega a la presidencia de la
república con el objetivo de que en México, la democracia y la
justicia social sean práctica diaria y se cumpla el anhelo de cambio
al que aspiramos…En sus giras por todo el territorio nacional se
puede notar que goza de la más alta aceptación. Los más pobres, lo
tienen en un altar, sus seguidores le gritan: “Es un honor estar con
Obrador.”… ¿Qué pasó en Macuspana, su tierra natal, en la que se
le vino una ola de reclamos? El presidente de la república, se
enfrentó a un escenario en el que campearon las quejas de los
habitantes. En su lugar de origen, AMLO, escuchó abucheos y gritos
altisonantes en contra del gobernador Adán Augusto López y del
alcalde Roberto Villalpando; ambos del partido MORENA. Las
quejas llegaron a tal grado que el presidente López Obrador,
notablemente exaltado, amagó con terminar su discurso
abruptamente…Al preguntar a los asistentes si ya habían recibido
alguno de los apoyos de su gobierno, como las becas a estudiantes,
predominó el no, e incluso gritaron que “faltaban”.

“Ah, ¿cómo qué no?, ¿cómo qué no? La mentira es del demonio, es
reaccionaria, conservadora; la verdad es revolucionaria”, arengó
López Obrador. Aunque después de su amagó –Dicen las crónicas-
“recuperó el control del evento”, volvió a experimentarse cierta
tensión luego de que preguntara si se habían condonado las deudas
de energía eléctrica, lo que provocó la división de los asistentes; “A
ver, a ver, a ver, vamos analizando, si no es que va ser a gritos y
sombrerazos. Aquí es la cabeza fría, aunque se tenga el corazón
caliente;” dijo el presidente…La frase: “Pa´ que la cuña apriete
debe ser del mismo palo;” la gritan los carpinteros. Soy Mario
Castro, miembro activo del SNRP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *