Detectan red de venta de plazas docentes en la SEJ

Se presume que esta red vendió 838 plazas a precios que oscilaban entre los 50 y los 130 mil pesos, por los que recaudó alrededor de 35 MDP


Estas personas reconocieron además que existen otros grupos que también operan en el estado de manera similar.

  • 08 Febrero 2019
  • Redaccion/LMNoticias
  • 163

Jalisco.- Tras una revisión de la nómina de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), que consta de más de 80 mil personas entre docentes y personal de apoyo en planteles educativos, las autoridades detectaron una red dedicada a la venta de plazas en la dependencia, informó el titular de la dependencia, Juan Carlos Flores.

Se presume que esta red vendió 838 plazas a precios que oscilaban entre los 50 y los 130 mil pesos, por las que recaudó alrededor de 35 millones de pesos. No obstante, se aclaró que solamente 87 de esas ventas sí logró ingresar a la Secretaría; el resto, pagó por la plaza, pero les entregaron interinatos que concluyeron.

Gerardo Rodríguez Jiménez, Subsecretario de Administración, explicó que para la detección de las irregularidades se enfocaron primero en la revisión de la nómina y los procesos de entrega de las plazas.

Una asignación de una plaza de forma regular consiste en que los postulantes llevan a cabo exámenes de oposición para detectar a los mejor calificados; posteriormente, cuando la Secretaría tiene plazas disponibles se arroja una relación para asignarlas a los de mayor puntaje.

Las plazas federales son todas por esta vía; mientras que en las vacantes estatales se reparten la mitad para ser asignadas por la Secretaría y la otra mitad la asigna el sindicato.

En ambos sistemas se genera un oficio de presentación y se envía al director del centro de trabajo. Cuando el director recibe el oficio prepara la respuesta que dirige a la SEJ donde informa sobre la ocupación de la plaza y posteriormente la dependencia lo da de alta en la nómina.

En cambio, en el caso de la venta de plazas detectaron que alguien dentro de la SEJ ingresaba a un sistema para revisar las estructuras de las escuelas donde encontraba las vacantes en algún plantel, como maestro, prefecto, administrativo, etcétera.

Después ingresaba al otro sistema que indica las plazas vacantes con suficiencia presupuestal.

“Abren un oficio de presentación apócrifo donde ponen el número de plaza, el nombre del director, cuántas horas le están asignando, si la plaza será interina o de base, se lo entregan a la persona que compró la plaza y la persona va y se dirige al centro de trabajo”.

El director recibe el oficio y redacta el documento para la SEJ, pero la persona que compró la plaza no lo devuelve, puesto que se revelaría la anomalía.

En cambio, la célula que operaba tenía personal también en la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), la cual ingresaba a su sistema para dar de alta a las personas que compraban las plazas, las cuales comenzaban a trabajar y a cobrar de manera regular.

Esta red fue descubierta desde noviembre de 2017, cuando un funcionario de la Sepaf se dio cuenta que habían ingresado a 17 empleados de la SEJ a la nómina estatal sin su consentimiento.

El funcionario fue a interponer una denuncia, pero esto provocó intentos de soborno y amenazas de muerte, por lo que finalmente tuvo que ser protegido por elementos de la Fiscalía. En la presente Administración se buscó el expediente de esa denuncia pero no lo pudieron encontrar.

También contribuyó que en los últimos seis meses del anterior gobierno estatal colocaron en la SEJ a un administrador distinto que el que había durante los últimos cinco años.

Éste se percató de que había 84 empleados dados de alta de manera irregular, mismos que reportó ante el Órgano de Control Interno de la SEJ. No obstante, este reporte no fue tomado en cuenta por nadie ni le dieron seguimiento.

Durante la actual administración se encontró que 64 empleados dados de alta en la nómina ya cobraban sus quincenas sin contar con un solo documento en su expediente que acreditara cómo obtuvo la plaza.

Lo que procedió fue suspender los pagos y darlos de baja. Otros 20 empleados dados de alta lo hacían con documentos apócrifos.

Además de ellos, entrevistaron a 125 personas que aseguraron que compraron las plazas en la pasada administración durante los últimos cuatro años, a montos entre los 50 y los 130 mil pesos.

También encontraron otras 525 personas que compraron las plazas al mismo costo pero a quienes solamente les entregaron interinatos que concluyeron con la pasada administración.

Las autoridades ya tienen detectados a cuatro de los operadores que se encargaron de recaudar el dinero de la venta de las plazas.

“Nos dicen que su célula de 17 personas reunió la cantidad de poco más de 35 millones de pesos que habrían entregado a alguien en particular esperando como respuesta que esta gente fuera ingresada a las distintas escuelas de la Secretaría de Educación”.

Estas personas reconocieron además que existen otros grupos que también operan en el estado de manera similar.

Bárbara Casillas, coordinadora Estratégica de Desarrollo Social, adelantó que no revelarán nombres de las personas involucradas porque es una investigación que sigue el proceso en la Fiscalía.

“Lo que para nosotros es evidente es que alguien en algún nivel de la Secretaría sí tenía conocimiento puesto que se informó al Órgano de Control Interno de las 87 plazas y no se hizo nada. No sabemos hasta qué nivel, sin embargo sí es evidente que alguien tenía conocimiento y lo solapaba”.

Informaciòn de El Informador

comentarios